Grupo Operativo | Problemáticas
1720
page-template-default,page,page-id-1720,page-child,parent-pageid-1862,eltd-core-1.0.3,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland-ver-1.16, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Problemáticas_

  • La mayor parte de las explotaciones son de nueces autóctonas, con calidad reconocida pero que deben competir con las variedades foráneas en el mercado, tenemos un producto de calidad, saludable y con gran valor bioquímico y organoléptico, pero necesitamos un laboratorio fitoquímico y panel sensorial que valorice y objetive las propiedades de estas nueces. También necesitamos una caracterización fenotípica y genotípica de estas variedades, para poder catalogarlas y multiplicarlas de manera comercial para hacerlas accesibles a los productores, algo que hasta ahora no se ha tenido en cuenta por los sectores productores y pone en peligro la preservación de estas variedades seleccionadas de forma natural. Esta ausencia de planta autóctona a disposición de los productores ha generado una “invasión” de variedades principalmente francesas y californianas y ha erosionado genéticamente las variedades autóctonas, que se han ido diseminando por estas zonas.

 

  • Precarias herramientas para el procesado postcosecha (limpieza, secado y conservación) de forma natural, siendo un lastre para la competitividad y acceso al mercado.

 

La recolección de la nuez se realiza con un contenido en humedad generalmente alto. Por regla general la humedad media está comprendida entre un 25 y un 35 %. La operación del secado consiste en rebajar la humedad del fruto hasta llevarlo a un nivel de estabilidad.

 

Los pliegos técnicos de las dos marcas de nuez restringen según pliego técnico el uso de agua y otros productos de lavado y utilizan el secado tradicional o secado natural (tendidas a atmósfera natural), que proporciona una mayor calidad fitoquímica y bromatológica al fruto en detrimento de los lavados y secados forzosos que utilizan los productores industriales y que provoca un alto riesgo de enranciamiento (con la consiguiente pérdida de propiedades físico-químicas, merma en sabor y olor original y reducción del tiempo de conservación de la nuez) debido a la oxidación de los ácidos grasos insaturados que contienen las nueces.

El gran problema de este secado natural es la necesidad de grandes superficies para extender las nueces y los volteos que deben realizarse para mejorar la ventilación.

 

  • Escasas estructuras comerciales, dada la baja tasa de organización, profesionalización y falta de competitividad del producto.

 

  • Uno de los problemas que presentan en la actualidad las variedades autóctonas de nuez ecológica tanto de Nerpio como de Pedroso es que básicamente se encuentran sin caracterizar desde el punto de vista químico.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies